Reglamento deportivo

Reglamento deportivo

Control y revisión de los ejemplares en el canódromo

Artículo 1.- El control y revisión de los ejemplares dentro del recinto deportivo o canódromo, tiene como finalidad asegurar el perfecto estado integral de los ejemplares antes y durante el evento.

Artículo 2.- Es deber de todo dueño, preparador y/o apoderado ser responsable del desempeño del ejemplar de competencia y su correcta conducta en ésta.

Artículo 3.- Es deber de todo dueño, preparador y/o apoderado la ratificación y/o la concertación de carreras, clásico y cualquier evento del cual desea participar.

Artículo 4.- Es deber de todo dueño, preparador y/o apoderado hacerse responsable de la presentación de la libreta de carreras cuando ésta sea requerida y que ésta, en ninguna circunstancia sea o haya sido adulterada.

Artículo 5.- Es deber de todo dueño, preparador y/o apoderado hacerse responsable de presentar a su ejemplar en el canódromo por un entrenador habilitado a tales efectos, y con su correspondiente libreta de carreras.

Artículo 6.- Es deber de todo dueño, preparador y/o apoderado regirse por el reglamento oficial, de lo contrario podrá ser sancionado por la CNGP si no se cumple con los requisitos del presente reglamento.

Artículo 7.- Es deber de todo dueño, preparador y/o apoderado procurar a su ejemplar, un lugar cómodo y seguro en su estadía en el canódromo, antes y después de la competencia.

Artículo 8.- Es deber de todo dueño, preparador y/o apoderado realizar masaje pre y post entrenamiento diario, además del calentamiento pre-competencia y su recuperación post-competencia.

Controles Veterinarios en el canódromo

Artículo 9.- En forma previa a su participación en carreras en canódromos afiliados a la CNGP, los ejemplares deben ser presentados al médico veterinario oficial para su examen preliminar.

Artículo 10.- Si luego del examen clínico general, el ejemplar obtiene la indicación de someterse a algún examen específico de acuerdo al criterio del veterinario, éstos serán de cargo del propietario del ejemplar.

No se aceptará ningún tipo de excusa para eximirse de este trámite, el propietario que se niegue a proceder de acuerdo a este punto, será sancionado por el comité disciplinario por mala conducta, ateniéndose a las multas y sanciones establecidas en el capítulo correspondiente.

Artículo 11.- Cada competencia autorizada por la Corporación Nacional de Greyhound de Pista, deberá contar con un médico veterinario, cuyas funciones son:

  1. Prestar atención profesional a los galgos de competencia del canódromo en las jornadas autorizadas por la Corporación.
  2. Prevenir las enfermedades de carácter infecto contagiosas a efecto de evitar propagación, diagnosticar y dar cuenta de cualquier estado de salud que indique malas prácticas.
  3. Realizar examen clínico del ejemplar antes de cada competencia.
  4. Realizar chequeo de la marcha y pesquisar cualquier claudicación o lesión asociado al sistema músculo esquelético que pudiera impedir su correcta participación en competencia
  5. Revisar la correcta aplicación de los vendajes que se realicen.
  6. Observar cualquier conducta irregular de los ejemplares, que levante alguna sospecha de doping y dar aviso a los comisarios de pista debidamente autorizados.
  7. Evaluar previo a la competencia a los ejemplares que no tengan aptitud de carrera, para su suspensión provisoria en primera instancia, y envío a entrenamiento.
  8. Cooperar en la función de la junta de comisarios durante la jornada de carrera, dando cuenta de aquellos ejemplares que se presenten enfermos o que el tipo de dolencia que los afecta constituya un riesgo para el normal desarrollo de la carrera y para la integridad física del ejemplar.
  9. Sugerir a los comisarios encargados todas aquellas medidas que sean oportunas y necesarias para mantener y preservar la salud de los ejemplares de competencia.

Responsabilidades del entrenador

Artículo 12.- El entrenador del ejemplar tiene la responsabilidad y debe velar porque el correcto manejo, preparación y cuidado del ejemplar a su cargo, desde el momento en que el ejemplar llega a la pista, hasta que se va, ya sea en una carrera de entrenamiento, carrera oficial o clásico. Es también su responsabilidad cumplir con toda la normativa respecto de las revisiones veterinarias, de inscripción y regulaciones sobre los accesorios, cumplimiento de los horarios establecidos y de todo el protocolo general previo y post carrera.

Artículo 13.- El entrenador, o en su ausencia su dueño, apoderado u otra persona autorizada debe:

  1. En el día del evento, examinar al ejemplar del cual es responsable, revisando que el perro se encuentre sin lesiones, enfermedades o en celo
  2. Dar aviso al encargado de la carrera, en caso de que el perro presente alguna lesión, enfermedad o se encuentre en celo para solicitar ser retirado de la nómina de perros que competirán ese día
  3. El encargado de carrera le entregará al entrenador, dueño u otro responsable del ejemplar un formulario a completar, donde se detalle la situación presentada, será el comisario el encargado de recibir y aprobar la solicitud en caso de que los motivos del retiro del ejemplar sean plausibles.
  4. El comisario puede solicitar una revisión veterinaria del ejemplar, citándolo en fecha hora y lugar a definir. Esta revisión será con cargo al propietario del ejemplar.
  5. Cualquier ejemplar retirado de la competencia por presentar alguna lesión, tendrá un tiempo de reposo mínimo obligatorio “Período de Prohibición” de 10 días corridos desde la fecha del evento. Durante este plazo, el ejemplar se encuentra impedido de participar en cualquier actividad deportiva.
  6. El “Período de Prohibición” puede variar, sólo se establece un mínimo de 10 días. Para levantar la prohibición, será necesaria la entrega de un certificado veterinario en que el ejemplar se encuentre “apto para competir”. Este certificado debe ser entregado a la CNGP con una antelación de 7 días al evento al que se pretende participar.
  7. Si una enfermedad infectocontagiosa es identificada por el veterinario a cargo o algún otro miembro autorizado, se debe notificar de forma inmediata el comisario para retirar al ejemplar del recinto de competencia. El ejemplar no estará autorizado a participar de ningún evento, hasta que no se haya hecho llegar el respectivo certificado médico donde el ejemplar sea declarado “apto para competir”.

Ejemplares que no pueden competir

Artículo 14.- No podrán participar de las competencias los siguientes ejemplares:

  1. Hembras preñadas
  2. Ejemplares en celo
    1. No se admiten ejemplares en celo en el recinto de la carrera
    2. Cualquier ejemplar en celo, debe ser retirado de la nómina de participantes de la carrera y debe aplicarse la solicitud de retiro de la carrera de acuerdo con el punto (3)
    3. Si un ejemplar es retirado de una carrera por estar en celo, no puede ser inscrito en otra carrera a menos que se cumpla con un período mínimo de 28 días a contar de la fecha del evento en que fue retirado.
  3. Ejemplares enfermos
  4. Ejemplares drogados
  5. Ejemplares que no se encuentren inscritos en la Corporación Nacional de Greyhound de Pista
  6. Ejemplares sin identificación (microchip) o sin inscripción en el Registro Nacional de mascotas
  7. Ejemplares sancionados