Tener un galgo

Tener un Galgo

Es una obligación, responsabilidad y compromiso de aprender de las cualidades y carencias específicas de la raza, desde el primer día de su nacimiento.

El galgo siempre estuvo en manos de faraones, reyes y gente de alta sociedad, por lo tanto, son animales que requiere cuidado especial. Animal de pelo corto que necesita abrigo, camas confortables, cariño y tiempo atención.

Atleta innato, que necesita una dieta especial, tranquilo, paciente y cariñoso, pero necesita hacer ejercicios, caminatas, juegos, correr y tener un compañero fiel. Tener un galgo es algo que no tiene precio monetario, pero te enriquece como galguero, siendo el perro más noble e impetuoso a la vez, es un privilegio para los amantes de la raza.

“Los galgueros al ser dueño de un galgo y mantenerlo, es una responsabilidad muy grande, que estamos dispuestos a asumir”.